jump to navigation

Capitulo III:La jornada laboral. abril 23, 2007

Posted by Canalla in "EL CAPITAL".
trackback

Cuando ha nacido el capital este tiene la necesidad de nutrirse para desarrollarse, así el capitalista solo vivirá de la vida del capital.Habrá que, por lo tanto prolongar la jornada laboral. La jornada tiene sus límites marcados por: Los días, cada uno de 24 horas, y cierto número de horas de cada día son para las necesidades básicas del obrero, dormir, alimentarse, reparar sus fuerzas, etc… si cabe (Marx habla de jornadas laborales desde 10 hasta 18 horas al día incluso con la limitación de las 24 horas del día)(Cuando el capitalismo compra la fuerza de trabajo durante una jornada, compra el derecho a que trabaje para él todo ese día, es el tiempo durante el cual trabaja el obrero que el capitalista consume su fuerza de trabajo. Si el asalariado consume para sí mismo el tiempo está robando al capitalista)El capitalista como comprador de la fuerza de trabajo intenta obtener el mayor beneficio posible del valor uso de la mercancía desarrollada por el trabajador. Para esto se apoya en la “ley de intercambio de las mercancías” Al saber esto el trabajador debería de decir:“Mi mercancía, la fuerza de trabajo, es especial porque la mía crea valor, un valor mayor del coste de la materia prima (el algodón). Por eso la has comprado, lo que tu crees que es un valor añadido del capital, es para mí un exceso de desgaste de fuerza de trabajo. Según las leyes de mercado, la mercancía comprada no pertenece al vendedor sino al comprador. Mi fuerza de trabajo te pertenece pero debo de tener las condiciones de vida suficientes como para reponer la fuerza de trabajo día a día todos los días.Tanto me predicas tu sobre el ahorro y la abstinencia que aplicaré esa fórmula a mi trabajo exigiendo que mi alargada jornada de trabajo la cual me agotaría como persona en 10 años se normalice de tal manera que trabaje solo para hacer uso de mi fuerza de trabajo sin dejármela robar por ti. Me robas al hacerme trabajar en un día lo que podría haber hecho en tres días de manera normal. Así yo duraría en horarios y esfuerzos de trabajo medianos 30 años trabajando. Me robas todos los días al hacerme trabajar tanto que no me pagas que un tercio del dinero que me corresponde, siendo justos a la hora de desarrollar un trabajo de forma regular. Se que en los asuntos del dinero no hay espacio para el sentimiento. Aunque seas un burgués modelo miembro de UNICEF y la sociedad protectora de animales, por encima del mercado podrás oler a santidad pero en lo referente a mí careces de corazón que palpite en tu pecho. Lo que palpita en él son mis propios latidos. Reclamo por ello una jornada normal de trabajo porque reclamo el valor de mi mercancía, como haría cualquier otro vendedor.”En las leyes de intercambio no hay nada en su naturaleza que ponga límites a la duración de la jornada laboral, por deducción ningún límite para el exceso de trabajo. El capitalista solo ejerce su derecho de comprador al intentar prolongar lo más posible su jornada laboral, tratando de hacer una jornada dos.  20061001144436-tiempos-modernos-historia.jpg 

La naturaleza especial de la mercancía, la fuerza de trabajo, impone unos límites de consumo al comprador, y el obrero al restringir la jornada a una duración normal determinada no hace más que ejercer su derecho como vendedor. Se da por tanto una Antonimia, es decir una lucha de dos derechos, y en la lucha de derechos iguales quien decide es la fuerza.La poder que hoy tiene el capital se ve claramente en el país que le dio el máximo impulso: Inglaterra. A continuación se expondrá un ejemplo, (de unos cuantos que hay en el libro) de cómo es la fuerza capitalista: En la industria cerámica W. Wood de 9 años de edad, tenía 7 años y 10 meses al empezar a trabajar. Lo hacía todos los días de la semana desde las 6 de la mañana a las 9 de la noche, 15 horas por día. En innumerables casos de la misma manera se llega a la conclusión de que la salud de los trabajadores se sacrifica para satisfacer al capital y es la principal causa de martirio y explotación de la población menos pudiente. Ahora pueden comprenderse las exigencias de los trabajadores.nytconstructionworkers1.jpg

 

Anuncios

Comentarios»

1. agorpereza - junio 11, 2007

OTRO PUNTO DE VISTA: LA CRITICA ES UN EJERCICIO PLACENTERO. EL CAPITAL NO EXISTE, ES UN TERRORÍFICO INVENTO DE LA MODERNIDAD QUE DA CONTINUIDAD A LOS INSTINTOS MÁS BÁSICOS DEL ANIMAL HUMANO. LA ACEPTACIÓN DEL CARACTER COMPARTIMENTAL DE SENSACIONES CONTRADICTORIAS QUE PERMITEN LA CONVIVENCIA PACÍFICA DE PRINCIPIOS MORALES POR DEFINICIÓN OPUESTOS ES GENETICAMENTE CONSISTENTE CON EL DESARROLLO EVOLUTIVO DE LA ESPECIE Y DESEMBOCARÁ EN LA AUTODESTRUCCIÓN. ESTA AFIRMACIÓN PUEDE SER NEGADA O RECONOCIDA POR LOS INDIVIDUOS Y LAS COLECTIVIDADES, PERO LA IMAGINACIÓN HA HECHO ESTE RECORRIDO DE IDA Y VUELTA EN INNUMERABLES OCASIONES. SIN EMBARGO, EL EJERCICIO DEL PENSAMIENTO PERMITE QUE ALGUNAS SINGULARIDADES SOBREVIVAN CON UNA CIERTA COTA DE SATISFACCIÓN.

2. andrea - junio 10, 2008

¿y cuáles son lo instintos más básicos?,
la modernidad no representa a los anelos de toda una sociedad, si no los de un pequeños grupito, qué si este grupito cubre su instintos más básicos. pues cuales serán… …carajo, aún asi son un pedazito de toda la especie humana que somos muchos más y que tenemos realmente instintos más básicos como buscar justicia social, paz, vivir con dignidad… En el desarrollo evolutivo de las especies hay una dialéctica, nosotros no vamos a desembocar en la autodestrucción (hay masacres en todo el mundo, son asesinatos no sucidios)vamos a desembocar en otros sistemasocial muy diferente y profavor que sea mejor que este.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: